ABR Special Needs Winter Wellness

invierno2

Snow is falling and wind blowing hard here in Denmark. Before I met ABR, winter was a time of continuous sore throats, bronchitis’s, ear infections and pneumonias. ABR work changed this situation dramatically for my son Gawain, but also keeps our whole family much more healthy because we can react quickly to the oncoming colds and flues.

Many of our ABR families do not realize that some of the basic exercises can be applied for acute winter illnesses like bronchitis, sore throats, ear infections and pneumonia. In fact, one could even say that for a CP child, these ABR applications are really the best “first aid actions” should any of the above sicknesses occur. For an otherwise healthy child or adult, one can often cure sore throats and bronchitis within several minutes with these ABR techniques.

The passive ABR applications – (excluding of course the PAVES and active exercises done upright involving active participation from the child) cannot be compared to gym exercises or training. When a child is ill, it is the normal reaction of the parents to “give the child a break” from ABR exercises. But this instinctive reaction – which would be correct in respect to any other kind of training – does not actually serve the basic needs of the child and overlooks the fact that in the case of illness, the special needs child is even more vulnerable when faced with common colds, than the otherwise healthy individual is. They often require, and can profit immensely from extra “biomechanical care” in order to overcome even a simple bronchitis or cold and to prohibit it developing into a serious bronchitis or pneumonia.

ABR exercises do not cause any energy expenditure for the child, but on the opposite, through the path of mechano -transduction, serve as an additional source of energy that the child could not otherwise gain access to.

Biomechanical compresses and plasters

Traditionally colds, flues and earaches have been successfully treated with household remedies. The usage and knowledge of these remedies has been widely forgotten, but their effectiveness remains for those who know how to apply them.

Substances like onions, boiled potatoes, quark, cabbage, lemon and black mustard seeds have been used traditionally with good success for hundreds of years. Antibiotics – even though they have dubious long term effects, forced household remedies almost into oblivion.

These compresses are easy enough to apply, but involve some knowledge of how to do it and are often a bit time consuming.

On the other hand, for the parent equipped with ABR towels, foam constructions and soft balls, one can go to work immediately without involving any messy kitchen substances, and help the child to recover quickly. For the special needs child, the ABR methods serve even better help than the age-old house hold compresses and remedies.

Sore throats: It is not often easy to detect a sore throat in a non-verbal child. Even a healthy and speaking child will not always tell the parents that the throat is hurting. Sometimes one can hear that the voice sounds hoarse, but not always. Early detection of a sore throat is important because a sore throat can often develop into a bronchitis or pneumonia, and it is much easier to get rid of if one can stop it early and at the throat level.

The basic 3-Q U-Shaped exercise is a great application for sore throats. In fact, one should always have the U-Shaped construction prepared and ready to use in the winter months. If the child cries with a sore throat, or if one looks into the back of the throat with a small flash light or torch and sees that the throat is bright red at the back, then one should do some frequent bursts of the U-Shaped exercise to stop the cold at this level before it becomes a lower respiratory problem.

If one gets a sore throat oneself then it is possible to take the U-Shape construction and apply the exercise for ten or twenty minutes until the soreness disappears. Long movements mixed with rhythmical oscillating movements serve best.

Bronchitis – it is important to detect and to treat a bronchitis infection in a cp child as fast as possible due to the danger of the bronchitis developing into pneumonia. Many families chose to take immediate flight to the hospital when a bronchitis appears, let the child receive high doses of antibiotics, which, when given repeatedly, serve to further weaken the child’s immune system. Not all families have access to a good homeopathic doctor, naturopath or an anthroposophical doctor who can advise and support the parents in the treatment of these illnesses without antibiotics usage.

ABR Bronchitis first aid help consists of:

Frequent Chest applications of both 3 – Q and Ball Rolling.

3-Q – using a large melon construction. One can work on the upper and lower thorax for several short periods during the day. Utilize the long movements as well as periods of rhythmical oscillating movements.

Super Soft Ball Rolling – should be done on the anterior and posterior thorax

In addition, especially if the child cannot cough or is not coughing successfully, one should add clapping techniques. Clapping has been done for centuries, and one can add to the effectiveness of simple clapping on the chest, but putting some foam and towel layers between the clapping hand and your child’s chest. The wrist is relaxed and the hand is allowed to fall with its entire weight on the chest. Clapping should also be done frequently, all around the thorax, front, sides and back. It also helps to release mucus that is lodged in the bronchial system.

Parents who have learned PAVES exercises can also combine the above with short intervals of placing the child on a gymnastic ball or peanut ball together with a soft memory foam pillow. The oscillating applications can be done with the child in various positions resting on his thorax over the pillow and ball.

Between the parent’s hands and the child, one can place a few layers of foam batting and back up foam.

Oscillations:

1. Pre-compression – a deep volume touch
2. Pause
3. Small , short, oscillating bounces starting downwards
4. Fifty to one hundred oscillations in each position

If the child should get pneumonia in spite of one’s efforts, then the above applications are also suitable.

Ear Infections:

3-Q – Use a medium sized melon that sufficiently covers the ear area.

Super Soft Ball Rolling – use a foam ball filled pocket and a small ball like the kiga overball to roll the area especially downwards and forwards towards the face.

Diane Vincentz

 

 

 

 

 

Bienestar invernal con ABR

La nieve está cayendo y el viento sopla fuerte aquí en Dinamarca. Antes de conocer ABR, el invierno era una época de continuos malestares de garganta, bronquitis, infecciones de oído y neumonías. El trabajo con ABR cambió esta situación significativamente para mi hijo Gawain, pero también mantiene a toda la familia mucho más saludable porque podemos reaccionar rápidamente ante los resfríos y gripes venideros.

 

Muchas de nuestras familias en ABR no saben que algunos de los ejercicios básicos pueden ser aplicados para enfermedades agudas de invierno como bronquitis, dolores de garganta, otitis y neumonía. De hecho, uno podría incluso decir que para un niño con Parálisis Cerebral, estas aplicaciones de ABR son realmente las mejores “acciones de primeros auxilios” en caso de ocurrir cualquiera de las enfermedades previamente mencionadas. Para un niño saludable o adulto, uno comúnmente puede ayudar con dolores de garganta o bronquitis con unos cuantos minutos de estas técnicas de ABR.

 

Las aplicaciones pasivas de ABR (excluyendo PAVES y los ejercicios activos hechos hacia arriba que requieren la participación activa del niño) no pueden compararse a ejercicios de gimnasio o entrenamiento. Cuando un niño se enferma, es una reacción normal de los padres “darles un descanso” de los ejercicios de ABR. Pero esta reacción instintiva, que sería muy apropiada para cualquier otro tipo de entrenamiento, no sirve realmente a las necesidades básicas del niño y olvida el hecho de que en casos de enfermedad, el niño con necesidades especiales es aún más vulnerable cuando se enfrenta a resfríos comunes en comparación con un individuo saludable. Generalmente requieren y pueden beneficiarse inmensamente de este “cuidado biomecánico” extra para poder sobreponerse a una simple bronquitis o resfrío e impedir el desarrollo de una bronquitis más seria o neumonía.

 

Los ejercicios de ABR no causan un gasto energético para el niño, todo lo contrario, por el camino de la mecanotransducción, sirven como una fuente adicional de energía a la cual el niño no tendría acceso de otra manera.

Compresas biomecánicas y apósitos

Tradicionalmente, resfríos, gripes y dolores de oído han sido tratados exitosamente con remedios caseros. El uso y conocimiento de estos remedios ha sido ampliamente olvidado, pero su efectividad perdura para quienes saben cómo aplicarlos.

 

Sustancias como cebollas, papas hervidas, queso quark, repollo, limón y semillas de mostaza negra se han usado tradicionalmente con buenos resultados por cientos de años. Antibióticos, que tienen dudosos efectos a largo plazo, llevaron a los remedios naturales casi al olvido. Estas compresas son bastante fáciles de aplicar, pero implican algo de conocimiento sobre cómo hacerlo y generalmente consumen tiempo.

 

Por otro lado, para un padre equipado con las herramientas de ABR como toallas, construcciones de espuma y pelotas suaves, uno puede ponerse a trabajar inmediatamente sin sustancias enredadas en la cocina, y ayudar al niño a recuperarse más rápido. Para los niños con necesidades especiales, los métodos ABR ofrecen incluso una mejor ayuda que los antiguos remedios y compresas de antaño.

 

Dolores de garganta: Generalmente no es fácil detectar el dolor de garganta en un niño no verbal. Incluso un niño saludable que habla no siempre les dirá a los padres que experimenta dolor de garganta. A veces, uno puede oír su voz un poco más ronca, pero no siempre. La detección temprana de un dolor de garganta es importante porque comúnmente puede llevar a bronquitis o neumonía, y es mucho más fácil despedirse de ellos si uno los detiene temprano al nivel de la garganta.

 

El ejercicio 3Q básico con forma de U es una excelente aplicación para los dolores de garganta. De hecho, uno siempre debiese tener la construcción para el ejercicio en U preparada y lista para usar en los meses de invierno. Si el niño llora por un dolor de garganta, o si miran la garganta con una pequeña linterna y ven que la parte posterior está muy roja, entonces debiesen hacer transferencias frecuentes con el ejercicio en forma de U para detener el resfrío a este nivel antes de que se vuelva un problema respiratorio más abajo.

 

Si uno mismo tiene un dolor de garganta es posible tomar la construcción para el ejercicio en forma de U y aplicar el ejercicio por 10 ó 20 minutos hasta que el dolor se calme. Largos movimientos mezclados con movimientos de oscilación rítmicos funcionan mejor.

 

Bronquitis: es importante detectarla y tratarla en un niño con Parálisis Cerebral lo antes posible debido al peligro de desarrollar una neumonía. Muchas familias escogen ir rápidamente al hospital cuando aparece una bronquitis, dejar que el niño reciba altas dosis de antibióticos, que cuando se dan repetidamente, sirven para debilitar más el sistema inmunológico del niño. No todas las familias tienen acceso a un buen médico homeopático, naturista o antroposófico que los pueda aconsejar y dar apoyo a los padres en el tratamiento de estas enfermedades sin el uso de antibióticos.

 

El primer tratamiento para la bronquitis con ABR consiste en aplicaciones frecuentes en el Pecho tanto de 3Q como de Rollado (SSBR).
  • 3Q: usando una construcción tipo melón grande. Se puede trabajar la parte superior e inferior del tórax por varios periodos cortos durante el día. Utilizar movimientos largos y también periodos de movimientos oscilatorios rítmicos.
  • SSBR: debiese hacerse en el tórax anterior y posterior. Adicionalmente, especialmente si el niño no puede toser o no lo hace exitosamente, debieran agregarse las técnicas “palmoteo”. Esta técnica se ha hecho por siglos y uno puede aumentar su efectividad de simplemente palmotear el pecho, poniendo unas capas de napa/guata y toallas entre la palma y el pecho del niño. La muñeca está relajada y la mano puede caer con todo su peso sobre el pecho. Este palmoteo debiese hacerse frecuentemente, al rededor de todo el tórax: frontal, lateral y posterior. También ayuda a soltar mucosidades que están alojadas en el sistema bronquial.

 

Padres que han aprendido los ejercicios PAVES también pueden combinar lo anterior con breves intervalos de posicionar al niño en el balón de gimnasia o el maní (physio roll) junto con una almohada de memoria suave. Las aplicaciones oscilantes se pueden hacer con el niño en varias posiciones descansando en su tórax sobre la almohada y el balón. Entre las manos de los padres y el niño, se pueden poner algunas capas de guata/napa y espuma de respaldo.

Oscilaciones:

  1. Pre-compresión, un profundo volumen de contacto.
  2. Pausa.
  3. Rebotes pequeños, cortos y oscilantes que comienzan desde abajo.
  4. Entre 50 y 100 oscilaciones en cada posición.
Si a pesar de todos los esfuerzos el niño tiene neumonía, las aplicaciones anteriores también son recomendables.

Infecciones de oídos:

  • 3Q: usar un melón de tamaño mediano que cubra un área suficiente del oído.
  • SSBR: usar un estuche relleno con espuma de balón y una pelota pequeña como el kiga overball para rolar el área, especialmente hacia arriba y abajo hacia la cara.
Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s